A veces pensamos que las pesadillas son cosa de niños, sin embargo, las personas adultas las padecen mucho más de lo que creemos. Ciertamente las pesadillas son más comunes en niños, sin embargo entre un dos y un ocho por ciento de la población adulta tiene pesadillas de vez en cuando.

Las pesadillas son sueños realistas (o al menos así nos lo parecen en el momento), acerca de situaciones perturbadoras. El tema de estos sueños varía de persona a persona, pero existen algunas pesadillas con las que muchas personas se pueden identificar, por ejemplo, una pesadilla clásica es cuando soñamos que queremos correr y no podemos o deseamos gritar y es imposible.

En los adultos, usualmente ocurren de manera espontánea, pero pueden ser causadas por varios factores. Comer muy tarde, por ejemplo, puede causar pesadillas, pues despierta y alerta el cerebro y activa el metabolismo. Algunos medicamentos son conocidos por causar pesadillas, por ejemplo, los que tienen alguna acción sobre la química del cerebro, como los tratamientos antidepresivos, también los medicamentos para tratar la presión pueden causar este síntoma.

El trastorno por estrés post traumático dada su naturaleza, es ampliamente reconocido por producir este síntoma, sin embargo, basta no es requisito sufrir un trauma para tener pesadillas. El estrés y la ansiedad del día a día pueden contribuir en grande a que una persona comience a tener sueños perturbadores.

¿Qué se puede hacer al respecto?

Puede ser que las pesadillas surjan de vez en cuando, como un evento aislado y esto es perfectamente normal. Sin embargo, si comienzan a suceder de manera regular e irrumpen el sueño, es momento de buscar ayuda, pues esto puede llevar a un ciclo de falta de sueño y agotamiento que puede ser perjudicial.

Los tratamientos para las pesadillas suelen variar. Muchas veces se comienza por evaluar cuál es el estado particular de la persona y puede ser que con sólo hacer algunos cambios, como mejorar la rutina antes de ir a la cama, por ejemplo, las pesadillas desaparezcan.

Para intentar delimitar este problema los profesionales tratan de hacer un patrón por medio de una serie de preguntas, por ello es bueno prestar atención a ciertos detalles, por ejemplo si las pesadillas son recurrentes, en qué momento de la noche ocurren, si nada más interrumpen el sueño o dejan una sensación de miedo intenso que dificulta volver a dormir. También hay que prestar atención a cambios en nuestra rutina, como por ejemplo si hemos estado comiendo muy tarde, tomando algún medicamento nuevo o si estamos bajo un estrés elevado.

Otro tratamiento reconocido para las pesadillas es la Terapia Cognitivo Conductual (la cuál también es altamente efectiva para tratar la ansiedad). Muchas veces, particularmente cuando se sabe que las pesadillas están asociadas a altos niveles de ansiedad,  se recomienda hacer una combinación de esfuerzos, por ejemplo, ajustar las rutinas del sueño y aprender técnicas de relajación y respiración.

Algunos tips sencillos para dormir mejor

Establece un horario

Somos seres que funcionan mejor con rutinas, por ello, si te encuentras teniendo pesadillas por las noches o simplemente sientes que no estás durmiendo tan bien, intenta irte a dormir a la misma hora todas las noches y levantarte a la misma hora todos los días, de ser posible, mantén este horario incluso fines de semana, pues hay estudios que indican que dormir hasta muy tarde los fines de semana puede contribuir con trastornos de sueño pues es como reiniciar los ciclos de sueño, ya que el cerebro no hace realmente una distinción entre los días de la semana y los fines de semana.

Ejercítate

Este es un consejo común para casi cualquier padecimiento o trastorno. Y es que basta con 20 a 30 minutos diarios de ejercicio para obtener buenos resultados en lo que a salud mental se refiere. Es sí, debes dejar una espacio de tiempo entre tu ejercicio y tu hora de dormir.

Evita los estimulantes

Cafeína, nicotina y alcohol son estimulantes y es importante evitarlos, principalmente algunas horas antes de dormir. Recuerda que las fuentes de cafeína pueden ser muchas: café, chocolates, bebidas gaseosas, té e incluso algunos analgésicos pueden tener este componente y afectar nuestro sueño.

Relájate antes del sueño

Busca actividades que induzcan relajación y trata de que sean parte de tu ritual previo a dormir. En la medida de lo posible evita pantallas luminosas, pues la luz de las mismas crea una confusión en nuestro cerebro, además de que pueden producir una estimulación que puede causar más pesadillas.

Busca ayuda

Si tus problemas de sueño continúan o sientes que son más de lo que puedes manejar, es recomendable que busques la ayuda de un profesional en salud.

El siguiente paso

Las pesadillas y los trastornos de sueño pueden ser tratados efectivamente. La calidad sueño es muy importante, pues va a influenciar cómo nos sentimos durante el día. Si crees que el estrés y la ansiedad te están quitando el sueño, te recomiendo que visites la página de la guía Venciendo tu Ansiedad haciendo click aquí, pues tiene información que te permitirá comprender mejor estos trastornos y te ayudará a superar la ansiedad a tu manera, aportándote las herramientas necesarias.

{ 0 comentarios }

¿Por qué considerar tratamientos alternativos y complementarios?

“Si el objetivo es aumentar la calidad de vida de la persona que está sufriendo de ansiedad, que no tiene sentido limitarse a un tratamiento, ya sea convencional o no convencional” -Dr. Jason Eric Schiffman Es un hecho que actualmente son muchas las personas (y este número crece cada día) que usan enfoques de salud […]

Artículo Completo

¿Puede meditar superar los tratamientos tradicionales para ansiedad?

Últimamente se ha estado hablando muchísimo acerca de la meditación y sus beneficios, particularmente con nuevos estudios que apuntan a que puede tener efectos poderosos sobre el cerebro, los cuales incluyen el ayudarnos a sentirnos más felices y el crecimiento de las regiones cerebrales que se encargan de construir recuerdos y regular nuestro estado de […]

Artículo Completo

Tratamiento Alternativo: Técnica de liberación emociona EFT

La técnica de liberación emocional es una forma de terapia alternativa, con fuertes bases en la acupuntura, que data de los años ochenta, aunque es recientemente que ha adquirido mayor popularidad. Se conoce también como “tapping” pues implica golpear o masajear los puntos de acupresión, que son los puntos de energía usados en la acupuntura tradicional […]

Artículo Completo

El beneficio de los tratamientos alternativos para la ansiedad

Ciertamente las opciones naturales son cada vez más buscadas por quienes padecen ansiedad. Esto es por dos razones, en primer lugar existe un gran temor -y en muchos casos es bastante justificado- por los tratamientos convencionales de farmacia y sus posibles efectos secundarios. Por otro lado en cuanto a las terapias, las cuales sí han […]

Artículo Completo