Tratamientos para la ansiedad que no involucran medicamentos

por Diana Díaz el 28 de Julio del 2014

Los medicamentos pueden hacer una gran diferencia en personas que tienen que vivir día a día lidiando con síntomas de ansiedad, como un corazón acelerado sin razón aparente o esa sensación de temor constante. Sin embargo, el tratamiento con medicamentos, aunque en teoría suena sencillo, no es para todos, aún quedan mucho por explorar en lo que a medicamentos se refiere, por lo cual éstos no siempre funcionan o, junto con el alivio de la ansiedad, acarrean una serie de efectos secundarios que pueden resultar peores que los síntomas de ansiedad en sí. Por otro lado no es sencillo dejar este tipo de tratamientos, pues en muchos casos crean una dependencia o en todo caso dejarlos requiere un proceso, normalmente gradual y guiado por un profesional en salud. Todos estos factores hacen que cada día más personas busquen opciones naturales y alternativas para lidiar con su ansiedad.

Hay muchos remedios no farmacológicos que son además seguros para tratar la ansiedad. Algunos comienzan a mostrar efectos de inmediato, mientras que otros pueden ayudar a disminuir la ansiedad con el tiempo (muchas veces estos son los mejores).

Terapia

La terapia es, sin dudas, una de las maneras más efectivas de tratar la ansiedad sin medicamentos. Por medio de la terapia se pueden conocer más a fondo las causas de la propia ansiedad y desarrollar habilidades para lidiar con la misma. La terapia cognitivo conductual, por ejemplo, enseña al paciente herramientas con las que puede cambiar sus patrones de pensamiento y es una de las más rápidas en obtener resultados (la terapia cognitivo conductual dura aproximadamente entre 10 y 20 sesiones). Actualmente existen también otras opciones de terapia, por ejemplo terapias en Internet, aplicaciones para celular o tratamientos de autoayuda que pueden ser muy útiles para enseñarte las herramientas que te permitan lidiar mejor con tu ansiedad.

Ejercicio

Es innegable que el ejercicio físico es una de las mejores cosas que puedes hacer por tu salud en general. Y entre todos sus beneficios, está comprobado que puede ser un excelente tratamiento complementario para la ansiedad. Hacer ejercicio -ya sea caminar, correr, bailar, etc- te hace liberar endorfinas, las cuales te harán sentir feliz y relajado inmediatamente después de cada sesión. Con el tiempo, el ejercicio también tiene efectos secundarios muy positivos, como por ejemplo ayudar a conciliar más fácilmente el sueño, bajar de peso, desarrollar masa muscular y aumentar el autoestima.

Dieta y suplementos alimenticios

Ciertamente la dieta influye ampliamente en nuestro estado de ánimo, en ese sentido la frase “somos lo que comemos” va mucho más allá del simple aspecto físico. Por esta razón mantener una dieta balanceada y que incluya todo tipo de nutrientes es esencial. También lo es cuidar nuestros horarios de alimentación y beber suficientes líquidos. Por otro lado, los alimentos actualmente están muy procesado (queramos o no) y esto hace que en muchos casos no podamos obtener la cantidad necesario de vitaminas y minerales de solamente los alimentos que consumimos. Por esto, aunque las opiniones están divididas, se considera que algunos suplementos vitamínicos y minerales esenciales pueden ser excelentes para ayudar a aliviar los síntomas de ansiedad. El magnesio, por ejemplo, se consume en mayor cantidad cuando estamos bajo mucho estrés o pasando por un periodo de alta ansiedad, por ello se cree que añadir un suplemento de este mineral a la dieta puede ser de gran ayuda, dado que el magnesio tiene un papel importante en muchas reacciones químicas dentro del cerebro.

Existen muchas cosas que podemos hacer por nuestra cuenta para superar la ansiedad, así que no todo tienen que ser medicamentos o tratamientos complicados. Además de los consejos antes mencionados, muchas veces basta con hacer algunos ajustes en la manera en la que estamos viviendo. Algunos cambios en nuestras rutinas (lo que en muchos casos significa elaborar rutinas), estar más conscientes de nuestros pensamientos y cuando estos no están siendo de ayuda, practicar ejercicios de respiración y buscar hacer lo que nos hace felices, pueden pasos clave para superar la ansiedad y están completamente al alcance de nuestras manos.

{ 0 comentarios }

Insomnio por ansiedad: generalidades y tratamiento

El insomnio es un síntoma muy frecuente en trastornos psiquiátricos, y tiene implicaciones significativas, sobre los mismos. En el contexto de los trastornos de ansiedad, al parecer el insomnio es un síntoma natural, de hecho es muchas veces la clave para diagnosticar trastornos de ansiedad o, se cree, puede acelerar el desarrollo de dichos trastornos. […]

Artículo Completo

Un tratamiento para la ansiedad diferente: Terapia con Animales

En busca de maneras alternativas y diferentes de tratar la ansiedad, encontré varios artículos que hablan de la terapia con animales. Es bien sabido que existen animales entrenados a nivel profesional, que son de gran ayuda para los humanos, como es el caso de los perros guía para los ciegos. Sin embargo, parece ser que […]

Artículo Completo

Chocolate: un excelente aliado para tratar la ansiedad

El cacao es un fruto valioso, que durante su historia ha sido utilizado como bebida, alimento, medicina e incluso como moneda. Este fruto fue descubierto por las culturas precolombinas, de América se extendió al resto del mundo y ha permanecido en nuestra pirámide alimenticia desde entonces. El chocolate, como lo consumimos actualmente, se elabora a […]

Artículo Completo

¿Ansiedad por manejar? Consejos y maneras de tratar esta fobia

Una fobia es el temor extremo a una actividad, objeto o situación, que se caracteriza por ser desproporcionada en relación el riesgo que representa. La fobia a conducir un automóvil, conocida como amaxofobia, es muy común y es una condición muy desgastante para la calidad de vida, pues según sea su grado, puede interferir en […]

Artículo Completo

Nuevas tecnologías al servicio del tratamiento de la ansiedad

No es preciso padecer un trastorno de ansiedad social, para sentirnos, hasta cierto punto, cohibidos con la idea de buscar la ayuda de un desconocido para solucionar un problema personal. Esta es una de las razones por las cuales muchas personas prefieren sufrir en silencio antes de consultar con un psicólogo o un terapeuta acerca […]

Artículo Completo