Ejercicio físico: el tratamiento natural para la ansiedad por excelencia

por Diana Díaz el 26 de Abril del 2013

Es natural, una vez que tomamos consciencia de nuestra ansiedad, querer encontrar un tratamiento. Ciertamente existen muchas opciones, desde terapia y medicamentos farmacológicos hasta homeopatía. En general, muchos quisieran encontrar un tratamiento natural y libre de efectos secundarios.  Si buscas tratamientos naturales para la ansiedad,  te darás cuenta de que este método ideal existe y es, de hecho, ser positivo en muchos niveles. Se trata de ejercicio físico regular.

El ejercicio diario puede ser lo suficientemente potente como para reducir drásticamente los niveles de ansiedad. Ahora se ha comprobado, también, que el hacer ejercicio puede no sólo ayudarnos a controlar la ansiedad, si no que también puede protegernos de problemas emocionales a largo plazo.

Para comprender por qué el ejercicio es beneficioso en el tratamiento de la ansiedad, basta con verificar los efectos negativos de la inactividad. Hay evidencia de que la inactividad es uno de los principales problemas que conduce al desarrollo de la ansiedad. No se sabe a ciencia cierta por qué esto es así, pero se puede pensar en algunas razones, bastante lógicas. En primer lugar, el hecho de que nuestro cuerpo fue diseñado para el movimiento, por ende, la falta del mismo, genera tensión muscular y estrés. Incluso a los animales enjaulados les sucede. Por otro lado, se sabe que el movimiento ayuda a eliminar una hormona llamada cortisol, conocida popularmente como la hormona del estrés.

Es evidente que la inactividad no es la única causa de la ansiedad. Algunas personas son genéticamente propensas a la misma. Otros han tenido experiencias traumáticas que los han llevado a desarrollar un trastorno. Ya sea que la ansiedad es causada por inactividad o por otra razón, los beneficios del ejercicio son innumerables.

Es bien sabido que ejercitarse es bueno para la salud física del cuerpo y para mantenernos de buen humor. Esto se debe a que en el ejercicio ayuda a liberar endorfinas en el cerebro, que son los analgésicos naturales del cuerpo. Además, el ejercicio anula los posibles efectos de la inactividad. Por ende, ayuda a eliminar el cortisol acumulado y produce relajación muscular.

Se ha encontrado, también, que el ejercicio ayuda a amortiguar los efectos de la exposición emocional. En otras palabras, no sólo reduce la ansiedad, si no que mejora nuestra resistencia a la misma.

Puede ser, si llevamos un tiempo inactivos, que nos sea un poco difícil aceptar la idea de hacer ejercicio. El cuerpo necesita acostumbrarse poco a poco y muchas veces podemos generar un cierto rechazo hacia la activad. La buena noticia es que aunque no nos sintamos con la mejor actitud para ejercitarnos, e incluso si nos sentimos obligados a hacerlo, los efectos que este tiene sobre la ansiedad serán igualmente efectivos.

Es importante comprender que es necesario que el ejercicio sea intenso, lo importante, al menos al principio, es ponernos en movimiento. Después podemos ir añadiendo más intensidad y esto sí generará mayor producción de endorfinas.

De acuerdo con la guía para superar la ansiedad Venciendo tu Ansiedad, es importante incluir ejercicios de naturaleza aeróbica y anaeróbica. Aunque el ejercicio sea beneficioso, sin importar que nos guste o no, sí es recomendable buscar una actividad que sea placentera y nos guste hacerla con regularidad. En cuanto a la cantidad, se recomienda practicar algún ejercicio, aproximadamente, por 30 minutos, tres veces a la semana.

Según la autora, la elección de la actividad física va a depender de cómo sea tu ansiedad. Por ejemplo, si lo que sientes es que la ansiedad te paraliza, puedes combinar una actividad aeróbica fuerte (como spinning o correr) con una actividad relajante y de meditación (como tai chi), en la cual puedas poner en práctica ejercicios de respiración.

Si te interesa conocer más maneras naturales y prácticas para vencer tu ansiedad, te recomiendo que hagas click aquí. La guía ofrece muchos consejos prácticos e información muy buena acerca de la ansiedad. También, si tu problema son los ataques de pánico, te recomiendo que prestes atención al video informativo.

Escribe un comentario

Artículo anterior:

Siguiente artículo: